“Mi hijo/a tiene discapacidad intelectual”: ¿Por qué los vínculos personales son esenciales para su desarrollo?

Las relaciones con otras personas son tan importantes para nuestra salud como comer bien, hacer ejercicio o mantenerse hidratado, pero esto es algo que rara vez escuchamos. De los demás, recibimos apoyo, contención y seguridad, lo que beneficia nuestro equilibrio emocional. Descubre cómo puedes potenciar a tu familiar con discapacidad intelectual para que cultive vínculos sanos con otras personas.
Imagen Destacada
Escrito por Claudia Riveros
Directora Área de Salud y Familia
Publicado el 4 de Octubre, 2021.
Tiempo de lectura: 6 min.

I. ¿Qué son las relaciones interpersonales?

Las relaciones interpersonales son los vínculos que se establecen entre las personas, ya sea por gustos o causas comunes, por afiliación familiar, por negocios o trabajo, afectos, entre otros. 

Por lo general, todos y todas hemos experimentado lo que es tener una relación con otra persona durante nuestra vida, con nuestros familiares, amigos y amigas, vecinos y vecinas, compañeros y compañeras, etc. Pero hay que tener en cuenta que las relaciones no se dan naturalmente, requieren un trabajo y un entendimiento específico.

Las habilidades que nos ayudan a poder relacionarnos con los demás se aprenden, no son innatas. Y es a través de nuestras experiencias que vamos adquiriendo la capacidad de saber cómo comportarnos en cada situación de la vida.

II. ¿Por qué ciertas situaciones pueden limitar el desarrollo de las relaciones?

Se piensa que a las personas con discapacidad intelectual les puede costar más entablar relaciones con los demás, pero en realidad esto puede pasarle a cualquier persona. 

Sin embargo, si notas que tu familiar con discapacidad intelectual tiene dificultades para generar habilidades que le permitan vincularse o que le cuesta entablar y mantener sus relaciones, esto puede deberse a distintas razones. Algunas de ellas pueden ser:

  1. La falta de encuentros sociales y/o modelos de referencia que le ayuden a aprender y poner en práctica nuevas estrategias para relacionarse.
  2. Contextos sociales negativos donde se reproducen conductas de rechazo o discriminación hacia él o ella.
  3. Sentimientos de incompetencia social que lo/la llevan a sentirse torpe al momento de entablar conversaciones con otras personas. 
  4. Ansiedad, impulsividad y expectativas de fracaso que lo/la llevan a dejar de tener una actitud receptiva para aprender y superarse.
  5. Problemas para determinar cómo actuar en los distintos contextos sociales. Por ejemplo, cuando tu familiar no sabe cómo distinguir las diferencias entre un contexto familiar, laboral, escolar, festivo, etc.
  6. Problemas para saber cómo comportarse y qué esperar de las distintas relaciones sociales o desconocer las jerarquías de formalidad e informalidad sociales. Por ejemplo, si tu familiar no sabe cómo diferenciar una relación de amigos/as, de pareja, de compañeros/as, colegas de trabajo, vecinos/as, etc; o no sabe cómo actuar frente a un jefe o a un superior.

III. ¿Por qué son importantes los vínculos con otras personas?

Las relaciones sociales son una parte fundamental para que todos y todas podamos desarrollarnos como personas completas. Gracias a ellas aprendemos a adaptarnos a los distintos espacios que habitamos y a saber cuál es la conducta social más adecuada según el contexto

Esta conducta siempre va a depender de un marco sociocultural determinado por diversos factores, como el territorio, la nación, la lengua, el nivel socioeconómico, el marco histórico, el grupo etario, etc.

Pero, ¿qué quiere decir todo esto? Veamos un ejemplo.

Imagina que tú eres un estudiante y estás en la sala de clases. En este momento, sabrás que no debes hablar mientras el profesor expone los contenidos. También sabrás que debes prestar atención, tomar nota, preguntar si no entiendes algo, y que, para hacerlo, debes levantar la mano y hacer la pregunta de manera cordial, entre otras cosas. 

Cuando llega la hora del recreo, como estudiante sabrás que puedes comer, descansar o compartir con tus compañeros/as. Gracias a las habilidades sociales que has podido adquirir con el tiempo, también sabes que este es el momento para hablar con más libertad, usando un lenguaje informal con tus amigos/as, etc. 

Estos dos contextos son muy distintos: en la sala de clases hay que comportarse con seriedad y de manera más formal ya que es un espacio de estudio y concentración, mientras que en el recreo se puede tener más libertad de interactuar con los compañeros y compañeras. 

Pero, ¿cómo llegamos a saber cuál es la manera correcta de actuar en cada situación?

Para tener ese conocimiento es necesario desarrollar habilidades sociales a través de las experiencias propias que nos permiten saber qué hacer y qué no hacer en cada contexto. En este caso, la vida escolar nos va entregando las pautas de comportamiento desde los primeros años que participamos en ella. Pero lo mismo ocurre con todos los otros contextos que habitamos.

IV. Entonces, ¿cómo impulsar a mi familiar en el desarrollo de sus habilidades?

Un consejo sencillo, efectivo y muy útil para saber cómo actuar en cada contexto y desarrollar las habilidades de vinculación interpersonal que cada situación requiere es observar cómo se comportan las otras personas

Como seres humanos tendemos a aprender imitando, por lo que tan sólo mirar a los demás puede ser una gran guía a la hora de desarrollar habilidades de relación interpersonal. 

Fomenta esta práctica en tu familiar e invítalo a que comience a notar cómo se comportan las personas a su alrededor. Puedes empezar por hacer que observe las conductas de los demás miembros de la familia.

Otras formas de apoyar a tu familiar en el desarrollo de sus vínculos son:

  • Incentivar la práctica de pautas de conducta concretas y sencillas según la ocasión. Por ejemplo, que piense y pruebe formas para iniciar conversaciones, para mantenerlas, para cerrarlas, etc.
  • Conversar con él o ella sobre la experiencia de las relaciones. Por ejemplo, hablarle acerca de cómo conociste a tu mejor amigo/a y cómo creció esa amistad, etc.
  • Conversar acerca de los distintos tipos de relaciones. Por ejemplo, hablarle de la amistad en general, de las características que debe tener un/a amigo/a, el tipo de cosas que hace, que no hace, etc.
  • Crear espacios de encuentro con otras personas para que tu familiar pueda practicar lo que va aprendiendo.
  • Normalizar las emociones y sentimientos que surgen en una interacción social. Explicarle a tu familiar que, si aparece miedo, vergüenza o ansiedad, no debe dejarse abatir por sus emociones, sino que motivarse a intentarlo de nuevo. Recuérdale que nadie nace sabiendo relacionarse y que todos y todas aprendemos progresivamente.
  • Motivar a que participe de instancias recreativas que fomenten las relaciones sociales en torno a un tema o gusto propio. Por ejemplo, sugerir que haga cualquier actividad que facilite la comunicación con personas que tienen sus mismos intereses, como practicar un deporte, hacer un curso o un taller de cualquier cosa que lo/la motive, etc.  

Guía para ayudar a potenciar los vínculos interpersonales de tu familiar con discapacidad intelectual.

Comparte este contenido
¡Link copiado al portapapeles!

      ¡En Fundación ConTrabajo apoyamos tu inclusión laboral!

      Si eres una persona con discapacidad intelectual y quieres postular a un trabajo llena el formulario y te contactaremos

      Región
      • Región de Arica y Parinacota
      • Región de Tarapacá
      • Región de Antofagasta
      • Región de Atacama
      • Región de Coquimbo
      • Región de Valparaíso
      • Región Metropolitana de Santiago
      • Región del Libertador General Bernardo O’Higgins
      • Región del Maule
      • Región del Ñuble
      • Región del Biobío
      • Región de La Araucanía
      • Región de Los Ríos
      • Región de Los Lagos
      • Región de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo
      • Región de Magallanes y la Antártica Chilena
      Comuna

      ¿Tienes discapacidad intelectual?

      Si tienes un diagnóstico, indícanos cuál

      ¡Tus respuestas son confidenciales y nos ayudan a orientarte mejor!

        Formulario Contacto

        Skip to content